Repetir para soñar

Estuvimos en el hotel Gran Tacande Wellness & Spa 5*, en Costa Adeje (Tenerife) y les queremos dejar aquí nuestra reseña sobre la experiencia en este hotel


Por La Curvy de Adeje, con la dirección de Sonia Blanco (@pensadoramadrid)


Aquí os quiero contar mi experiencia de alojamiento en este hotel. Situado en Costa Adeje, en Tenerife sur, me quedé 5 días alojada, sola en la habitación, para vivir esta experiencia en el hotel como viaje para singles.

Desde el momento en que reservamos, como soy muy observadora y tiendo a analizar todo, nos fijamos en la descripción que en la web del hotel realizan sobre que es un establecimiento a primera línea de playa (esto es cierto, porque desde el propio hotel tienes acceso directo a playa del Duque y, a 5 minutos caminando, puedes acceder a otras dos playas, como son la de Fañabé y Torviscas).

Nos sigue explicando que desde el hotel puedes oler el océano y es cierto, porque las vistas para fotografiar y sentir la brisa marítima son ideales. Más adelante les ampliaré esta información.

Tal como describe la página web, es una opción perfecta para desconectar, y es que nos sentimos en otro mundo y nos eliminó bastante estrés durante dicha estancia, cosa que agradecemos muchísimo al equipo.

TENERIFE, UNA ISLA DE ENSUEÑO

Desde el momento que nuestro avión aterrizó desde Madrid a Tenerife, siempre nos sentimos libres, diferentes y con ganas de soñar. Y es que si miras por la ventana y ves a nuestro majestuoso Teide, esta vez, desde el amanecer, sientes que todo cambia, hasta el mal humor que el estrés te ha creado.

La isla de Tenerife es única, no solamente por el clima y la búsqueda de sol y playa. Tiene mucho más que ofrecer, como la naturaleza y la cultura impregnada que necesita ser descubierta por nuestros turistas, para que comprendan que la historia viva está ahí, desde nuestros primeros pobladores y, por ejemplo, muchos de los alimentos típicos, como el gofio, son de culturas prehispánicas, anteriores a la conquista por la Corona de Castilla.

Es una visión diferente que me parece digna de plantear, como turismo cultural, antes de pasar a disfrutar de nuestro paseo por este bellísimo hotel que a continuación les muestro.

Tenerife desde el avión. Fuente: elaboración propia.

MODERNIDAD Y TRADICIÓN, UNIDAS DE LA MANO

Desde que llegas al hotel disfrutas del homenaje arquitectónico, de origen canario, que tiene el establecimiento; y un estilo elegante, amable y tranquilo.

Hotel Gran Tacande Wellness & Spa 5* (agosto y diciembre del 2021, respectivamente). Fuente: elaboración propia


Cuando entras, desde el minuto 1, el personal de recepción es muy atento y siempre busca recibirte con mucho esmero y amabilidad. Me atendió un chico que me explica todos los servicios que ofrece mi tipo de habitación y el acceso a los servicios a los que me da derecho dicha habitación, y sobre los cargos adicionales que se pueden aplicar por servicios que no están dentro de la tarifa escogida.

Durante el tiempo que estuve en recepción, me ofrecieron de beber algo, mientras estaba siendo atendida por el personal. Entre las bebidas ofrecidas fueron agua sin gas, cava, zumo de naranja recién exprimido o refrescos. Al no poder tomar alcohol, y gustarme tanto los zumos y batidos, escogí la opción del zumo de naranja.

Recepción del hotel. Fuente: elaboración propia.

En mi caso, escogí reservar la Suite Gold Level Swim Up, con piscina privada, que es una habitación que considero de las mejores del hotel, tanto en vistas, como en intimidad, además de darte acceso a la piscina privada que tienes en la propia habitación, acceso a un área privada donde puedes tomar aperitivos y bebidas, con vistas al mar, mientras disfrutas de otra piscina climatizada, además de un pase gratuito al Spa Vitanova, que es el centro de bienestar que posee el hotel.

Sobre el precio, y para los servicios que ofrece, lo considero bastante económico. Además, es un hotel que tiene en cuenta realizar descuentos si reservas con antelación, si eres cliente que repite alojamiento, y si eres residente canario.

En la habitación me encontré con detalles de bienvenida muy curiosos, tales como unos dulces con forma de piedras volcánicas.

Además, las estancias están muy limpias y son dos veces al día las que me realizaban el cambio de toallas y revisaban que todo estuviera correcto y limpio, para que todo fuera relajación y disfrute de mis vacaciones.

Suite Gold Level Swim Up. Fuente: elaboración propia


Existen instalaciones para niños, pero estas no las he probado, por lo que sobre ello no voy a realizar mención alguna.

En cuanto a las piscinas, existen varias repartidas por todo el hotel. Lo que más me ha encantado es que tienen agua del mar, por lo que el concepto de talasoterapia lo llevan más allá del centro del bienestar, debido a que todas las aguas contienen sustancias marinas, muy beneficiosas para nuestra piel (los tratamientos anti-edad), la ayuda para mejorar el estado de ánimo de personas con alteraciones metabólicas (como obesidad o diabetes).

Las propiedades del agua de mar son muy conocidas desde los primeros tiempos, como decía nuestro filósofo Platón «El mar todo lo cura». Las sustancias orgánicas e inorgánicas del agua, de acuerdo con el doctor Alberto Cerrada, especialista en Geriatría e Hidrología Médica ayudan a mejorar la sintomatología y aportar calidad de vida a muchos pacientes con enfermedades crónicas.

Por ello, valoro muy positivamente que este hotel crea que lo primero es la salud de sus clientes, con la climatización y agua del mar en sus piscinas.

El único punto negativo es que el horario se me hace muy corto para lo que disfruto en ellas, pero eso es un inconveniente más bien personal.

Piscina del hotel. Fuente: elaboración propia.

LA EXCLUSIVIDAD Y EL LUJO, AL ALCANCE DE TU MANO

Esta habitación, que se considera una de las VIP de este hotel, cuenta con un acceso especial a un área llamado San Sebastián Exclusive Plaza, donde hay una piscina infinity con 8 puestos de hidromasajes, y aquí puedes disfrutar de bebidas y aperitivos, que están dentro del precio de dicha habitación.

Recomiendo tanto los batidos, como los entrantes y aperitivos que nos sirvieron, y que estaban en la carta. Al igual que con las otras piscinas, se me hizo muy corto el horario de que disponen, por lo que bien que lo estaba pasando.

San Sebastián Exclusive Plaza. Fuente: elaboración propia.


Si tenéis la oportunidad de poder pasear por el hotel, podréis disfrutar de un recibidor y unas estancias que incitan a buscar la calma y el descanso. Todo está enfocado de manera delicada, y a la vez sofisticada, para buscar un equilibrio mental. En mi opinión, es un hotel perfecto para personas que tienen un ritmo muy alto de vida y se ven superados por el estrés, como es mi caso.

Estancias exteriores del hotel Gran Tacande Wellness & Spa 5*. Fuente: elaboración propia


El recepcionista nos explicó que podíamos disfrutar de atardeceres de ensueño desde el propio hotel y, al preguntar, nos explicaron que el sitio ideal para ello era un lugar, que ellos denominan como Azotea Sunset Raw Bar. Desde allí, nos dejamos llevar por la magia de las tardes únicas de Costa Adeje y pudimos disfrutar de atardeceres de ensueño, como el que a continuación les muestro.


SABORES FRESCOS

En cuanto a la gastronomía, es un buen hotel a la hora que nos ofrece una gran variedad de productos, si te coges, como fue mi caso, media pensión, y puedes disfrutar de un restaurante con barra libre y gran variedad de alimentos de alta calidad.

Lo que más nos encantó fue poder disfrutar de frutas frescas y carnes recién hechas, al gusto del cliente. En cuanto a los embutidos, se realiza por el personal de cocina con corte a cuchillo, a demanda de los clientes. Como también podrán observar en las fotos que realizamos, disponen de una vinoteca propia.


Por supuesto, también probé el menú del servicio de habitaciones, que posee una carta de alimentos muy extensa, y de la cual degusté desayuno, comida y cena. Los precios son bastante asequibles, para los platos tan abundantes que ingieres, desde la comodidad de tu propia habitación, si eres de los que quiere disfrutar de vacaciones, pero sin tener contacto con gente, por miedo al coronavirus.

Servicio de habitaciones del hotel. Fuente: elaboración propia


Son muy detallistas con los clientes, de tal forma que, a diario, por ejemplo, me encontraba, siempre en la tarde, con la cama abierta y colocada de nuevo. Todos los días te dejaban bombones en la cama. Y, además, como sorpresa, me trajeron una botella de cava a la habitación. Todo ello, dentro de los servicios que incluye la habitación donde me encontré alojada.

Mi habitación en el hotel. Fuente: elaboración propia

CENTRO DE RELAX, PRIVADO, Y CON AGUA MARINA

Por último, quería mostrarles un espacio muy especial. Estoy hablando del Spa y centro de masajes que tiene el hotel, llamado Spa Vitanova.

Este centro de bienestar tiene tres áreas claramente diferenciadas: el gimnasio, como primera opción, con todos los aparatos necesarios para realizar un programa completo de fitness; la zona de masajes, donde se realizan tratamientos de diversos tipos por profesionales cualificados; y, por último, el circuito termal, que es mi favorito, donde puedes estar en un ambiente relajado, donde disfrutas del agua marina, alrededor de aromas, aceites y perfumes esenciales que crean un ambiente de bienestar, perfecto para culminar una estancia relajante y exclusiva.

Les recomiendo que disfruten del circuito termal, y que se dejen llevar por un momento de capricho para su cuerpo y alma.

Aquí me gustaría destacar al personal que nos recibe en este lugar, porque transmiten amabilidad y cercanía, a la vez que te explican todas las curiosidades del centro de bienestar, con profesionalidad. Tal como dice en la web, y puedo afirmar, se cumple que hace que te sientas como en casa.

Spa Vitanova. Fuente: elaboración propia


Por último, debo comentar que se hizo la estancia demasiado breve, a pesar de llegar a alojarme durante 5 días, y sola, sin acompañantes. Fue un momento agradable de mi vida.

Quiero también destacar que estoy enamorada del piano de cola que tienen en la recepción de este hotel, y el cual os muestro a continuación:

Recepción del hotel. Fuente: elaboración propia.

PUNTOS A MEJORAR

1-Me encantaría encontrarme con una carta de cocina exclusiva totalmente canaria, debido a que no solamente la arquitectura me debe transmitir el sabor de la tierra, si no también cada uno de los detalles que encuentras en el hotel. Al igual que los dulces con forma de piedra volcánica es un punto positivo, me gustaría encontrar lo comentado aquí.

2-La sostenibilidad está de moda (por ejemplo, en el uso de productos biodegradables; en productos ecológicos, como la fruta, para degustar durante el desayuno o la cena). Me gustaría que incentivaran esto, ya no solo por ser una tendencia, sino por encontrar clientes potenciales a través de la difusión de este concepto. Además es una forma de mejorar la imagen de marca y estar presente en un concepto muy actual.

3-Ampliaría los horarios, tanto de piscina como de cocina. Por ejemplo, si amplían estos horarios durante la cena hasta las 23 horas, están ayudando indirectamente al comercio local, y esto también crea mejor imagen de marca, como hotel que piensa en las personas trabajadoras y los dueños de pequeños negocios. Las tiendas del centro comercial Plaza del Duque o del centro The Duke Shops cierran a las 22 horas. Si este nuevo horario se aplica, podrían ayudar a incentivar que los clientes del hotel pudieran cenar tranquilamente, después de haber estado casi hasta la hora de cierre en el centro comercial comprando productos en comercios de la zona, incentivando así el consumo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: